El Camino No Elegido

El Mural del GUERNICA de PICASSO en Gernika-Lumo

Posted in Ajeno, Arte, Camino del Norte, de la memoria by María Camín on agosto 2, 2010

.

Subo por la calle de San Juan hasta la intersección con Pedro de Elejalde. Kepa Lauzirika me ha explicado que este mural del ‘Guernica’ de Picasso, que podemos contemplar en ese muro, fue un regalo que hizo la Asociación de Ceramistas de Valencia a la ciudad de Gernika. Dijo además: <<En Gernika todos estamos esperanzados de que alguna vez venga el Guernica de Picasso aquí. Porque lo lógico sería eso. Porque en Madrid qué pinta el Guernica de Picasso. Pero bueno, ya entran ahí pareceres de distinto criterio políticos y sociales y ...>>

Yo recuerdo haber mirado muchas veces este cuadro entre la infancia y la pubertad. Entonces tenía el poder de inducirme a la claustrofobia, entraba en contacto no con sus luces sino con la sombra de la opresión, el relincho del caballo desencajado, el dolor y el sufrimiento evidente de los protagonistas, el hijo muerto en brazos de la madre, las llamas del infierno, el caos. Infierno porque era la edad de la religión, aquella también. Sin embargo, yo veía a través del toro que en él se estaba hablando de España, porque cuando íbamos en el coche, en el campo siempre asomaba desafiante aquel semental de Osborne o Veterano y me lo recordaba. Estaba en la casa de unos parientes cuya ideología era la de las izquierdas radicales,  que luego, tengo entendido, viró hacia lo burgués. De todas formas yo para ellos no era una niña lista y pasaba como desapercibida, alguna vez dijeron que era estúpida; así que si eran intelectuales, que de ello presumían, nunca se molestaron en explicarme el sentido y con los años descubrí que sólo  habían mostrado interés, por dar su opinión, a la hora de las descalificaciones.  De hecho, el que yo detestara parte de mi nombre, en parte se lo debía a los moradores de esa casa. Además me resultaba muy raro mirar un cuadro del que formaran parte las letras impresas en la página de un periódico y sobre eso insistía. ¡Anda, niña, no digas tonterías!

Hoy no será ese día en que  trate de profundizar en ello, no en mis parientes desde luego, ellos son sólo como las conjeturas de lejanos fantasmas; me refería a la obra, porque me siento impaciente y con ganas de poder alejarme, ya, de este Camino del Norte, saturada de tanta intensidad, que no es diferente a lo que me sucedía aquella tarde y en aquel instante. Pero lo haré, pienso que sí.

Una vez en un concurso de la televisión, de cuando yo aún era televidente, hicieron una pregunta que tenía relación con esta pintura: a) Fue un regalo de Picasso (y por tanto una muestra de su talante solidario). b) Sólo recibió por él una cantidad simbólica (opción por la que yo apostaba, porque el arte y el artista invitan a pensar en el altruismo y en los bellos gestos) o c) Recibió por él una imponente cifra económica. Planteándote las mismas respuestas… usted no, que seguro que lo sabe, pero tú por cuál optarías?

.

Guernica 3D

.

El trabajo fue un encargo efectuado por el gobierno de la República. Y  se hizo antes de que Gernika fuera bombardeada, con motivo de la participación de España en la exposición de París, y cuando lo habían nombrado director del Museo del Prado. Se pagaron por él 200.000 francos de aquella época… Luego, dada la derrota, el mismo autor lo cedió al M.O.M.A. en custodia pero expresando su voluntad de que éste regresara a España con el retorno de la democracia. Hoy se encuentra en el Reina Sofía pero a partir de 1981 fue expuesto en el Casón del Buen Retiro de Madrid. Arzallus llegó a decir: <<En Madrid tienen el arte y nosotros sólo las bombas>>. Reclamado por el gobierno vasco para su exposición en el  Guggenheim de Bilbao se alegó una delicada salud del lienzo para denegar el traslado. De todas formas, después de conocer la historia, yo no siento que sea una pintura vasca.

.

.

INFORMACIÓN WIKIPEDIA

En el cuadro aparecen representados nueve símbolos: seis seres humanos y tres animales (toro, caballo y paloma). De izquierda a derecha, los personajes son los siguientes:

  • Toro. Aparece en la izquierda del cuadro, con el cuerpo oscuro y la cabeza blanca. Éste voltea y parece mostrarse aturdido ante lo que ocurre a su alrededor. Al ser preguntado sobre el simbolismo del toro, Picasso indicó que simbolizaba “brutalidad y oscuridad”.[5] Se ha indicado también que la figura del toro, como en otros cuadros anteriores de Picasso (como la Minotauromaquia de 1935), puede ser, en cierto modo, un autorretrato del propio artista.[6]
  • Madre con hijo muerto. Se sitúa bajo el toro, como protegida por él, con la cara vuelta hacia el cielo en un ademán o grito de dolor. Su lengua es afilada como un estilete y sus ojos tienen forma de lágrimas. Sostiene en sus brazos a su hijo ya muerto. Los ojos del niño carecen de pupilas, ya que está muerto. El modelo iconográfico de esta figura es, según los críticos, la “Pietà“,[7] esto es, la representación, habitual en el arte cristiano, de la Virgen María sosteniendo en sus brazos a su hijo muerto. Según la muy discutida interpretación de Juan Larrea, el grupo madre-hijo simbolizaría a la ciudad de Madrid, sitiada por las tropas de Franco.
  • Paloma. Situada entre el toro y el caballo, a la altura de sus cabezas, no resulta visible a simple vista, pues, excepto por una franja de color blanco, es del mismo color que el fondo y únicamente está trazada su silueta. Tiene un ala caída y la cabeza vuelta hacia arriba, con el pico abierto. Generalmente se ha considerado un símbolo de la paz rota.
  • Guerrero muerto. En realidad, sólo aparecen los restos de la cabeza, brazo completo o antebrazo derecho y antebrazo izquierdo. Un brazo tiene la mano extendida. El otro brazo sostiene una espada rota y una flor, que puede interpretarse como un rayo de esperanza dentro de ese panorama descorazonador.
  • Bombilla. Es una de las imágenes que más intriga despierta, imagen ubicada en el centro del cuadro. Se puede relacionar el símbolo bombilla con bomba.[cita requerida] Se ha dicho que ésta simboliza el avance científico y electrónico que se convierte en una forma de avance social pero al mismo tiempo en una forma de destrucción masiva en las guerras modernas.[cita requerida] El bombardeo de Guernica pudo ser una prueba de esta tecnología.
  • Caballo. Ocupa el centro de la composición. Su cuerpo está hacia la derecha, pero su cabeza, igual que la del toro, se vuelve hacia la izquierda. Adelanta una de las patas delanteras para mantenerse en equilibrio, pues parece a punto de caerse. En su costado se abre una herida vertical y está, además, atravesado por una lanza. Tiene la cabeza levantada y la boca abierta, de donde sobresale la lengua, terminada en punta. Su cabeza y su cuello son grises, el pecho y una de sus patas, de color blanco, y el resto de su cuerpo está recubierto por pequeños trazos.
  • Mujer arrodillada. Otra versión es que la mujer está herida y se acerca a la yegua para descansar de sus heridas. La pierna de la mujer que camina hacia el centro está visiblemente dislocada o cortada, con una hemorragia que trata de frenar inútilmente con su mano derecha, por lo que lleva la pierna arrastrada y ya medio muerta.[cita requerida] Tal descripción es reforzada por la coloración blanquecina del pie que arrastra en comparación al otro que conserva un color más fuerte, y también comparándolo con los desmembrados miembros del soldado, que yacen con la misma coloración significando probablemente la pérdida de sangre.[cita requerida] La hemorragia de alguna manera se puede deducir en un sombreado oscuro que parece justo en la articulación dislocada de la pierna de la mujer.
  • Mujer del quinqué. Ilumina la estancia con una vela y avanza con la mirada perdida, como en un estado de shock. Esta mujer se interpreta como una alegoría fantasmagórica de la República.[cita requerida] Tiene su otra mano aprisionándose el pecho justo entre sus dos senos, que salen a relucir a través de la ventana.
  • Casa en llamas.
Tagged with: ,

3 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. […] de marzo…, las que a mí me llevaron hasta Irún y luego me detuvieron en Gernika, población, frente al mismo cuadro. Otro abandono de la vía, no definitivo, una […]

  2. María Camín said, on diciembre 11, 2010 at 10:27 am

    Ahora, una artista de Nueva York, Lena Gieseke, quien domina las más modernas técnicas de infografía digital, decidió proponer una versión 3D de la célebre obra y colocarla en internet, con forma de video. El resultado es fascinante y nos permite visualizar los detalles que, de otro modo, nos pasarían desapercibidos. Esta técnica innovadora se revela como un poderoso instrumento para comprender mejor la forma de trabajar del pintor y hasta el modo como funcionaba su imaginación.

    http://blog.carmelogomez.com/

  3. María Camín said, on enero 31, 2011 at 3:25 pm

    L’escriptor i professor d’Estètica Félix de Azúa comenta, en exclusiva pels amics del programa “L’hora del lector” i del bloc del Sr. Boix la reedició del manifest d’Antonio Saura “Contra el Guernica” (Edicions de La Central, 2009, amb prefaci de Azúa).


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: