El Camino No Elegido

En busca del árbol de Guernika en la mañana del domingo

Posted in Ajeno, Camino del Norte by María Camín on agosto 1, 2010

.

Ahora es cuando cruzo el Puente de Rentería sobre el río Oka, ignorando que podría haber tomado el Erreka-Galea, o paseo ‘Corte de la ría’, que me conduciría a unas marismas que algunos han descrito como mágicas.

En un quiosco de prensa, Aizu, pregunto por la dirección del árbol, una clienta muy atenta dice que si la espero unos minutos me acompaña ella misma;  antes compra pan y hablamos de pasteles, ella como yo es golosa, y de su confitería preferida, unos abuelos con boinas nos preceden. Nos despedimos cerca del Auditorio. Paso por delante de una mansión solariega que no identifico. En lontananza diviso la ermita de Santa Lucía, desde donde un camino asfaltado parte hacia Errigoiti y que yo tomaré -espero- algún día.

.

.

Alcanzo los márgenes de la Casa de Juntas en el justo momento que el encargado cierra la verja. Amable se dirige a mí que lo miro con cara de pasmada para informarme que a las cuatro de la tarde el acceso volverá a abrirse. Rodeo el espacio, contemplo el templete con el roble seco, compruebo por la flecha amarilla que éste es el Camino.

El Antiguo Hospital del Señorío es un edificio hoy reformado se encuentra unido al Convento de Santa Clara por un arco de medio punto.

El Convento de Santa Clara se dice que como beaterio alberga una fecha de fundación de esas inmemoriales pero fue establecido por primera vez en 1422 y el acto oficial de la Fundación se celebró un 16  de septiembre de 1619. El edificio que contemplamos y que alberga en la actualidad la comunidad de monjas de Santa Clara fue construido en 1880.

El Conde Don Tello, de quien ya oímos hablar en Markina-Xemein, fundo un 28 de abril de 1366 la villa de Gernika.

<<En su origen, la Villa se asentaba en la encrucijada formada por los caminos de Bermeo a Durango y de Bilbao a Elantxobe y Lekeitio. Su ubicación es un punto estratégico donde confluye, además de los caminos citados, una vía natural importante, como es la ría, donde los barcos podían acceder hasta la casa del -Puerto de Suso-.

Con el tiempo adquirió una tipología urbanística típica de la Villa vasca, constituida por una serie de calles paralelas (Goienkalea, Azokakalea, Artekalea y Barrenkalea) cortadas por una transversal (Santa María) y por las iglesias que se hallaban ubicadas en los extremos del recinto urbano.

La vida de la Villa, con una rígida normativa municipal encaminada a preservar los privilegios de la pequeña burguesía dominante, permaneció con escasas alteraciones a lo largo de los siglos XVI y XVII. En el siglo XVIII tenía el contorno de la Villa 749 casas regulares, además de una plaza en el centro, donde se erguía el edificio del Ayuntamiento, una cárcel pública para el castigo de los malhechores de todo el Señorío y un Hospital y Casa de Misericordia para acoger a los vecinos pobres de la Villa. Estos siglos se caracterizan por su constante enfrentamiento con su vecina, la Anteiglesia de Lumo, por problemas de límites, que no se solucionaron hasta 1982 en que ambas poblaciones se unieron para dar origen a Gernika-Lumo.

La estructura de los edificios, con abundantes entramados de madera, hacían frecuentes los incendios (1521, 1537 y 1835) a los que habría que añadir las inundaciones importantes que sufría la Villa cuando coincidía el temporal de lluvias con la pleamar. Frente a estas desgracias naturales, el ritmo diario del guerniqués transcurría entre las actividades agrícolas (cultivo de cereal, productos hortícolas y árboles frutales), artesanales (rementeros, sastres, zapateros, fabricación de lino,…) y comerciales (transporte y venta de mercancías). Las industrias llegarán en la primera década del siglo XX.

En un pequeño promontorio de la Villa se encuentra la Casa de Juntas con su simbólico árbol. Una costumbre fuertemente enraizada entre los vascos era la de congregarse bajo un árbol, generalmente de roble, para decidir sobre los intereses de la comunidad. Con el correr de los siglos se singularizó el árbol de Gernika. A la sombra de este árbol se redactaron las leyes vizcaínas hasta el año 1876, bajo los auspicios de todos los pueblos, que enviaban representantes (junteros) a las sesiones (Juntas Generales)>>.

AMAGOIA BEIKA

.

.

.

Tagged with: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: