El Camino No Elegido

Caminando por el robledal de Urdaibai hasta el Puente Artzubi

Posted in Ajeno, Camino del Norte by María Camín on julio 28, 2010

.

Me costó arrancarme de debajo del guardián, he de reconocerlo pero me fui andando en comunión mística con la Naturaleza, en ese estado desorbitado y precipiante del Asombro, aunque algo preocupada por los caminantes que vendrían detrás… mañana, otros días. ¿Había que denunciar el estado del Camino? Algo interior me decía que no, que el Camino también es eso, tu capacidad para salvar obstáculos y preocupada porque me había hecho una promesa, se la había hecho a usted, a mi yo racional, y esa era que sí volvía a encontrar un tercer árbol caído que me impidiera el paso me daría media vuelta. Luego echas a caminar y el territorio es de tal pureza, tan hermosa la senda, que es cuando recapacitas y te dices: Quizá aquello estuviera ahí para que esto lo conozca quien haga el esfuerzo por ganárselo, por disfrutarlo. El corazón en un estado semejante a cuando me embarqué en aquella aventura de espeleo-barranquismo en las Hoces de Vegacervera en León, circulando por el torrente sanguíneo la marejada de la noradrenalina.

.

.

Pronto vislumbré entre el follaje la anteiglesia de Arratzu. Y comencé a pensar en mi amiga con una rabia extraña, la rabia de quien se siente utilizado y se indigna, como si no se hubiera acabado todo, como si le faltara un punto y final a la historia pero lo que vi entonces fueron tres árboles caídos, que enmarcaban un espacio singular, eso en la mente simbólica, la que participa de la magia, y llevaban ahí mucho tiempo porque el musgo mesaba las raíces. Aquello era idílico, el paraje.

.

.

Me llamó la atención, entonces, un montoncito de bolitas de color negro, orgánicas, que podía imaginarme lo que era pero nunca había visto y en realidad no sabía a qué animal pertenecían. Por fortuna el papel de aluminio que envolvía el bizcocho todavía lo tenía conmigo y me serví de él para aprovisionarme de un puñado de esas bolitas de tan extraordinario lugar.

.

.

Y entonces el puente de Artzubi. ¿Y qué dije? Leí lo siguiente entre el murmullo cantarín de las aguas, yo torrente rebosante de Energía:

.

.

<<Artzubi Zubia, es uno de los puentes más antiguos de Urdaibai. Fue construido en el siglo XVI para facilitar el paso sobre el río Golako y mejorar así la comunicación entre las villas medievales de Gernika y Gerrikaitz en los valles de Oca (¿escucho bien?) y el Lea respectivamente. Conserva en su pavimento el mojón con la marca que establece la frontera entre los municipios de Olatz y Mendata. Para levantar sus muros se emplearon cuatro tipos de rocas: arenisca, de color marrón, es la que aparece en mayor proporción, la caliza reconocible por su color gris, la verde ofita, cuajada de lignitos… producto del estado incandescente en el que ascendía por el subsuelo y la escoria con aspecto de esponja negra residuo de los hornos de hierro que durante siglos funcionaron en estos valles. Puente y calzada servían de paso a los peregrinos que entraban en la península siguiendo la ruta cantábrica, que cruzaba Urdaibai camino de Santiago de Compostela. El río gana en calidad gracias a la sombra que aporta la aliseda, abundan el avellano y la barbadera (yo he visto acebo). En torno a esta ladería arbórea se genera paulatinamente el robledal de roble ”pedinculado” que acompaña entre otros muchos el fresno. Tras los siglos de extracción maderera este rincón de Urdaibai ha recuperado el aspecto frondoso que tuvo antaño. Alberga un raro ejemplar de los bosques que en la antigüedad cubrieron los valles… de Bizkaia. La alta calidad del enclave se comprueba por la presencia de especies animales indicadoras de ecosistemas bien conservados como por jemplo el mirlo acuático. Este pajarillo se alimenta de insectos exclusivos de aguas limpias, frescas y bien oxigenadas, como los aquí ilustrados cuyas larvas captura entre las piedras del río gracias a su habilidad para bucear y devolverlas con el pico a contracorriente>>.

.

.

Tagged with: ,

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. Camín said, on febrero 2, 2012 at 12:48 pm


    – i – Primero o del significado de egunon [La parábola del Camino]


    – ii – El guardián del Camino del Norte [La parábola del Camino]


    – iii – De la choza como umbral y de las botas de siete leguas [La parábola del Camino]


    – iv – Confesiones liminales o recuerdos de infancia en choza


    – v – El peligro y la oportunidad. La crisis y la liberación [La parábola del Camino]


    – vi – Caminando por el robledad de Urdaibai hasta el puente Artzubi


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: