El Camino No Elegido

De hacer bien o hacer mal: un combinado en el Irurok

Posted in Camino de la Costa, Camino del Norte by María Camín on julio 13, 2010

.

Regresé al Irurok con el cuaderno sellado en el monasterio de Zenarruza, me cambié de ropa con la intención de regresar caminando a Markina y bajé al bar, pedí un txacolí, los parroquianos esperaban por el caldo, me apunté también a eso. Iñaki me hizo saber que por la calzada debían estar subiendo al Santo, no sé a qué Santo, no me interesó en ese instante, preferí la tranquilidad de mi caldo y estaba esperando por una llamada de Agustín Arrieta, lo había despertado y me pidió que le diera unos minutos antes de volver a ponerse en contacto conmigo. Iñaki me dijo: <<Haces mal>>, se refería a dos cosas, a no haber hecho noche en el albergue privado de la mujer por la que esperaba, y que venía a traerle las mochilas de ”unos peregrinos” desde las proximidades de Deba, y también a mi negación de asistir a la procesión. Pienso que en esto último quizá estuvo acertado, no es normal ese desdén en mí por las costumbres locales pero había recibido un mensaje de esa amiga, que no debía ponerse en contacto conmigo, de ningún modo, si es que no íbamos a reunirnos en Astorga, y en el que me ofrecía, a cambio, sufragar mis gastos, enviarme dinero aunque no completara la terapia que habíamos pactado; es decir comprarme, su <<modus operandi>>, intentar comprar mi compañía y el tiempo de mi amistad. Recordé el último día que me dijo: <<Después de todo es problema mío>>. Era el colmo. No, nunca había actuado como si realmente algo fuera problema suyo, y por tanto no llorable al teléfono, su vicio fatal; siempre complicándonos la existencia a los otros, siempre de la misma forma, sistemáticamente, y encima negándose a reconocer que su mal juicio no hacía más que salpicarnos a los demás. El día que escuché aquello fue el día que tomé la decisión del adiós matemático, todo condicionado a una auténtica oportunidad, que además no era yo quien iba a dársela, sino ella misma a si misma y si acaso, si podía con ello, el Camino.

.

.

Agustín llamó, comenzó a hablarme de dificultades de última hora. Unos parientes se habían presentado de improviso y querían pasar en familia, todos juntos, ese día. No me sentó bien, porque si yo estaba ahí, al otro lado del teléfono y esperando por él, fue o había sido por lo mucho que él insistió la tarde anterior en convencerme de que era importante lo que quería mostrarme. Iñaki estaba pendiente de mi cara. Pensé: debo haber juntado la ceja izquierda con esa sien. Y eso que yo tengo una frente inmensa. Al final, yo entendía lo que me sucedía, lo despedí diciéndole considerada que si cambiaba de opinión o podía arreglarlo podíamos vernos a la tarde en Markina, que se fuera tranquilo.

Si siempre alguien entiende que, suceda lo que suceda, tú le das otro pie, el siguiente y otro y otro más, y habéis roto u os habéis enfadado en multitud de ocasiones pero has hecho la vista gorda y te has calmado, porque en el fondo la estimas o lo, si es varón, lo que concluye es, que hagas o digas lo que digas, vas a continuar ahí, en su infierno personal, y si tú no lo remedias, ese alguien estará en lo cierto. Cuando esto se sabe y además se conoce la inexistencia de eso que llamamos cambio, y que no lo es en absoluto, lo único sensato es el alejamiento definitivo te duela o no, porque esos seres fantasmales, aferrados a sus avernos interiores, no dejan nunca que les duela, tienen tanto miedo al sufrimiento que sólo saben realizarse en la ilusión de su miedo. Son los manipuladores emocionales. Expertos en el asunto desde la niñez. ¿Modos aprendidos en las relaciones parentales de la infancia? Expertos también en utilizar como excusa eso. Luego dirán… pero tú lo que te debes a ti mismo es salvarte tú, si es que logras hacerlo, porque si has caído en uno de esos juegos infernales, no sólo la otra parte era vital para ese sostén, sino que tú eres la manifestación del otro lado del mismo problema.

.

Tagged with: ,

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. María Camín said, on julio 13, 2010 at 8:57 pm


    La salida de Guipuzcoa y la entrada en Vizcaya o de Deba a Zenarruza


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: