El Camino No Elegido

De sueños recurrentes, escenas recurrentes y juegos recurrentes

Posted in Ajeno, Camino de la Costa, Camino del Norte by María Camín on julio 7, 2010

.

Me despierto y he tenido un sueño muy extraño, he estado soñando con el hombre que duerme en mi territorio del sentimiento, porque si tienes una contractura en el lado izquierdo de tus cervicales, realmente… Y estoy teniendo toda la noche ese extraño sueño, me despierto y continúa y siempre hay algo en el brazo, en el de este hombre, el belga Aimé, en el territorio de sus sentimientos… el sueño era más complejo pero ese es el detalle que no olvido, lo que me muestra en su brazo izquierdo, además tiembla, inconteniblemente tiembla… Príamo entra sin ser advertido en la tienda de Aquiles, hasta aquí le ha guiado el Hermes psicopompo, besa esas manos <<espantosas y asesinas que tantos hijos le habían matado…>> Yo cuando por última vez despierto, ellos aún continúan durmiendo su sueño, salgo al exterior, vuelvo a dar otro paseo, vuelvo a mis parlamentos con la luna, regreso, ya han despertado, ya comenzamos a movernos pero lo primero que hago es dirigirme a Aimé, y decirle en inglés: <<Aimé, me he pasado toda la noche soñando contigo, ¿Puedo ver tu brazo?>> Y no, no tenía ninguno de los signos que se me mostraban en el sueño pero esto lo puso muy nervioso, y no dejaba de temblar, el pobre, cuando estaba haciendo la mochila, y aquí mi sueño nos había ganado la partida. Se despidieron de mí y creí que se iban como alma que lleva el diablo.

.

.

Regresé a la librería, el buen hombre me permitió escribir el remite de su negocio en mi sobre, me dijo: ¿Y si sucede te lo reenvío? No, no, usted no se preocupe, si sucede eso ya volveré yo por aquí, muy amable y luego echar ese envío en correos y dirigirme hacia la cafetería Atozte, donde él estaba en la barra, y decirle: Esto significa gracias pero ¿esto otro? -señalar una palabra escrita en la servilleta, en la que supuse su lengua. Y él contestarme: ”Porvenir”. De nuevo el poeta: << Te llaman porvenir / porque no vienes nunca / y esperan que tú llegues / como un animal manso / a comer en su mano / Pero tú permaneces / más allá de las horas / agazapado no se sabe dónde …//>> Etortzeagatik.

.

.

Me senté en una mesa del fondo, él seguir insistiendo en ligar con la camarera, la camarera era una niña sudamericana, potente pero sosa, quizá cansada de tanto baboso que hay por el mundo y acoso, y la recurrencia era la playa, invitarla a ir con él, y las pocas ganas de irse a trabajar que él tenía, de todas formas yo no podía evitar sonreírme en la mesa, le pedía colaboración a un hombre, para que lo ayudara en la conquista, esa playa era fabulosa, sentado a su lado, en un taburete, que dejó de hablar, de forma inmediata, cuando éste se fue; de todas formas él había comenzado a mirarme, de esa manera en que … que incluso cuando salió a la calle y todavía alguien le habló y se dio la vuelta… me miró a los ojos y no puedo decir que a mí no me gustó.

.

.

Y entonces hice ese gesto y un naipe tomó forma, cara y conducta, lo mío es un poco al revés, ahí no son las cosas las que me dicen lo que no pueden decirme las personas. Y al acercarme a la barra a pagar dudé pero le eché arrestos y se lo dejé a la camarera para él, siempre acordándose una un poco, de esa ley de ruptura de equilibrios, con respecto a lo que supone para la hembra la irrupción del deseo de otra mujer, de ese ‘Libro de los amores ridículos’ del mismo escritor que mencionábamos ayer. Y sin saber cómo me había dejado todos los triunfos en Deba, los del elemento creativo del espíritu. Hoy de alguna manera lo entiendo, gracias a lo que entonces ignoraba y por eso no comprendí. Yo, simplemente, estaba tratando de dejar mis propias miguitas, miguitas inmateriales, por el Camino, para poder guiarme luego, en lo sutil, saber regresar.

.

Tagged with: ,

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. María Camín said, on julio 7, 2010 at 3:50 pm

    La salida de Guipuzcoa y la entrada en Vizcaya o de Deba a Zenarruza


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: