El Camino No Elegido

Iagoba tras el mostrador de la talasoterapia de Deba

Posted in Camino de la Costa, Camino del Norte by María Camín on junio 29, 2010

No parecía que a Amanda le entusiasmase de ningún modo la intromisión; ocupaba ella sola sola el cuarto; había una mesa de ping pong y tras ésta cuatro colchones con funda azul y alguna almohada, del otro lado una mesa y algunas cajas con útiles, imagino que deportivos; Peio seguía presente, nos despedimos no sé si ahí o cuando regresé al albergue en busca de Lee, en el suelo había espacio para tres aunque después de extendidos los colchones no lo había ni para respirar.

.

.

Lee estaba allí, el peregrino tras el que Amanda había salido corriendo intentó darme una llaves incumpliendo las normas que nos habían facilitado, las rechacé de forma precipitada, al final no me voy a quedar -dijo. Ese es problema tuyo -pensé- yo tampoco. Ahí cometí un grave error, se paga un precio por la extenuación, el racional no estaba operativo. Volvimos Lee y yo con Amanda. Él me comentaba que le habían hablando de unas adorables piscinas interiores donde el mar penetraba; se refería a un circuito de talasoterapia. Yo tenía hambre, Amanda quería bañarse en la playa, eso me apetecía verlo a mí tranquilamente arrebujada en mi ”plumífero”. Hacía un frío incontestable, momento estupendo de fotografiar, además ella tenía problemas para confiarme la única llave que existía del cuartucho, después de la playa quería asearse en el albergue, y yo -de un excelente humor- todavía podía comprenderlo todo, incluso sus reticencias.

.

.

Echamos a andar los tres en dirección al mar. Los acompañé hasta el Hotel Aisia, en Markiegi Kalea, primera línea de playa, entramos juntos, Amanda había sido convencida para probar tal delicia, como la que le estaba siendo descrita.

.

.

Al frente y tras el mostrador un calco de Verona, un amigo, lo comenté con él: ¡Ai ene! Como te pareces a alguien que conozco, incluso en el talante, su nombre Iagoba, pero qué bonito, precioso.

.

.

Iagoba informó a mis compañeros del precio, 12 euros; Lee intentó por todas las vías lo del descuento, para peregrinos, para californianos, para… lo que se le ocurrió, yo ayudé en la tarea de convencerlos a que se decidieran pero no me sentí motivada a unirme. Lee mintió en la existencia del inexistente bañador y al final Amanda cedió y permutó las olas por las piscinas pero siguió mostrándose remisa a compartir su llave conmigo. ¿Y a qué hora termina el circuito? A las ocho cerramos -aseguró Iagoba. Así que para esa hora tienen que estar fuera. Eran algo más de las siete. Bien Amanda, voy a ir a comer algo y os voy a esperar a partir de las ocho y cuarto en la puerta del frontón. ¿De acuerdo? -como si fueran buenos niños. Sí, sí, asintieron los dos. ¡Hala disfrutad mucho! Hacían una pareja fenomenal.

.

Tagged with: ,

3 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. María Camín said, on junio 29, 2010 at 6:18 pm

    DUB FX FLOW de camino a Deba desde Askizu


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: