El Camino No Elegido

Andoni Aristi, alcalde de Guetaria, la fiesta y el txacoli

Posted in Ajeno, Camino de la Costa, Camino del Norte by María Camín on junio 24, 2010

Pero la luz tenía los minutos contados y Jon, más consciente que yo, me instó a ponerme en marcha, porque si no podría perderme lo que me describió como un espectacular ocaso o perderme yo misma en la oscuridad. Cuando nos levantamos señaló una casona próxima y dijo: <<Mira, si  tuviera algún día bastante dinero la compraría. Y ahora vamos que con algo tendrás que hacerte tú si esta noche quieres cenar>>. Se hizo cargo de mi mochila y subió Nagusia arriba indicándome que me esperaba en la plaza. Entré a aquella tiendecita y cargué con dos latas de cola, algún dulce y chocolate. Cuando me disponía a esperar mi turno, en la no poco abundante fila, la comprensiva dueña me hizo pasar por delante de sus clientes sin que nadie planteara objeción alguna y me atendió a mí la primera. Media barra de pan, dos lonchas potentes de jamón natural y también un queso muy rico de barra. Más atenciones imposible.

.

.

Y primero no lo veía, llevaba las lentillas bastante desenfocadas pero luego me di cuenta de que había llegado casi a su altura, sólo que estaba acompañado. Por Andoni Aristi, al que me presentó como alcalde del pueblo y que me cayó fenomenal. Guetaria tiene un alcalde atractivo y simpático. ¿Y qué, el domingo vas a tocar? ¡Ah! ¿Pero tú tocas? Por el pueblo mismo, creí entender que el txistu, que es una flauta de tres agujeros que se sirve sólo de una mano, mientras que la otra se acompaña de la percusión.

.

GUETARIA.NET

.

Lo que no llegué a imaginarme que el alcalde, además de txistulari, también era un danzante. Aquí puede observársele en el ejercicio de ”la levitación”. Vamos que a mí no me importaría nada, y esto se lo digo en confianza a usted, que este buen mozo me brindara un aurresku, donde la mujer no baila sino que es bailada. Leo que los saltos tienen una función recreativa y ceremonial, que abren y cierran los bailes y señalan los momentos fuertes de los días de fiesta. <<La danza es para los vascos patrimonio de todos>>.  Ahora bien, a cambio yo le regalo un irrintzi, grito de alegría o guerra, utilizado por los pastores para comunicarse de montaña a montaña.

Pero nos pusimos en marcha. Jon fue de nuevo tan gentil de hacer por mí esa llamada que yo tenía pendiente. <<¿Y no te sientes incómoda, porque aunque estés tú delante hable con los míos en mi lengua? Es que es difícil de evitar, es lo que te sale>>. En absoluto -fue mi respuesta-. Si cada vez que lo haces me está gustando más y más tu lengua. Jon me dijo que todavía tenía unos cuarenta y cinco minutos por delante, y nos despedimos ahí, advertida de que a partir de este punto comenzaría a encontrarme con los viñedos del txacoli.

.

.

2 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. María Camín said, on junio 24, 2010 at 8:31 pm

    Con música celta de Orio a Zarautz a Guetaria a Azkizu, de la mano de Alasdair Fraser

  2. […] Andoni Aristi, alcalde de Guetaria, la fiesta y el txacoli on Junio 24, 2010 at 8:23 pm […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: