El Camino No Elegido

Palacio de Narros y el encantamiento de su salón azul

Posted in Camino de la Costa, Camino del Norte by María Camín on junio 23, 2010

.

Sólo que cuando salgo a tomar aire del exterior, no sigo deambulando por el recinto, me han quitado las ganas, de admirar santo cristos y retablos, y he olvidado mencionar el asentamiento arqueológico, en esta zona descubierto, cuyos restos han significado un avance en el conocimiento de la población vasca de la Costa, que ofrece vestigios desde la edad de hierro, un amable poblador se dirige a mí, de inmediato lo reconstituyente, para sugerirme que en vez de continuar mi andadura, por el itinerario oficial que siguen las flechas, mejor haría en transitar, esos escasos kilómetros, por el incríble paseo marítimo que une Zarautz con Guetaria.

.

.

El Palacio de Narros (S. XVI), la marea alta, con su encantada habitación azul, nos despide. Este edificio de estilo castellano fue rehabilitado en el XIX, época en que se le añadieron sus dos pabellones laterales, la leyenda inscrita en el escudo <<Zarauz antes que Zarauz>>, suponen que confirma la existencia de un linaje anterior a la creación de la Villa, con un patio acristalado y jardín de orientación inglesa, la reina Isabel II residió aquí lo cual atrajo, desde entonces, a otros insignes veraneantes. Acerca del asunto del encantamiento de su salón, se nos remite a la noche de San Bartolomé, 24 de agosto, donde los ojos de las pinturas que adornan sus paredes se mueven y goznes, alaridos y cadenas fantasmales se dejan escuchar: ¡Cómo me gustaría poder encerrarme en esa estancia -en tan emblemática fecha- para comprobar la realidad de estos rumores!  En 1572 un hugonote (cristianos protestantes de doctrina calvinista), un inglés que escapaba de la matanza de los franceses, y esto lo recoge el jesuita Luis Coloma, que también fue huésped de esta casa señorial, en uno de sus cuentos (1912), naufraga su cuerpo maltrecho en la playa, donde estando al cuidado de los marqueses o de sus médicos, que sin embargo no logran hacerlo sobrevivir, muere, alma en pena, renegando de la extremaunción católica y acusando a sus protectores de haberle causado un envenenamiento.

.

Tagged with: ,

2 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. María Camín said, on junio 23, 2010 at 2:36 pm

    Con música celta de Orio a Zarautz a Guetaria a Azkizu, de la mano de Alasdair Fraser

  2. […] Palacio de Narros y el encantamiento de su salón azul on Junio 23, 2010 at 2:31 pm […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: