El Camino No Elegido

Llegada al Santuario de Guadalupe y al fuerte homónimo de Hondarribia

Posted in Camino de la Costa, Camino del Norte by María Camín on abril 29, 2010

.

El Camino sigue empinándose, la pista pasa a ser de tierra y no se atraganta porque se va ascendiendo con lentitud y maravillándose el peregrino con las vistas de la costa, que avanzan ser sensacionales.

.

.

De hecho Guadalupe a mí me fascina (más de lejos que de cerca, que todo hay que decirlo; esa atracción inexplicable  que se experimenta por las cosas distantes) y a no tardar demasiado lo alcanzo. Momento para disfrutar. Más agua de esta otra fuente. Contemplación de Hondarribia, aire puro, el aire ya va adentrándose en los pulmones con el olor agrio de la tierra. Hace sol y todo parece indicar que el día va a permanecer así. Leo sobre la historia del Santuario, cuyos cimientos se yerguen sobre otro anterior.

.

(directo del Camino)

.

La fábrica que podemos admirar es del siglo XVI, y parece ser muy transitado. En Euskadi, en seguida vamos a comprobar, que los mismos pobladores son los que andan sus surcos; andariegos sombríos pero todos encantadores y receptivos al saludo. Algún francés, estos se bajan de los coches. Yo allí ausente de prisas.

.

.

Por fin me decido a explorar el recinto sacro y una penumbra densa me acoge. Sin embargo, aquello que busco, tal vez lo comprendería si conoce el Salas astur, no se halla tan presente como para obligarme a absorberlo sentada en sus bancos; y subo al coro, y contemplo los decorados, los murales, la virgen negra, recordando que allá donde encuentre este color oscuro hay quien dice que se nos están indicando de este modo las serpientes de la Tierra, la presencia de líneas ley.

.

.

La MacLaine hace turbar con esto más que yo, y no demasiado lejos, del algún modo, me espera un encuentro con ella. Barcos sujetos por hilos de marioneta, nailones, se hacen palpables, como si navegaran por un imaginario mar pero que nos recuerda que este santuario es de devociones marineras.

Esta virgen negra de Guadalupe, patrona de Hondarribia (Fuenterrabia) es una de las siete vírgenes ‘beltzak’ que se albergan, o lo hacen sus cultos, en Gipuzkoa. Ignoro donde hallar las otras pero me pregunto, una vez trazados los puntos que las unen, que dibujo nos descubrirían esos enclaves, algo a investigar. Y es una talla de madera policromada que se cree perteneció a algún mascarón de proa de algún navío. La leyenda cuenta que la descubrieron dos pastores llamados al paraje por un resplandor.

.

.

Pero hay más que ver en este lugar. Los restos de un antiguo fuerte (decimonónico),  con sus escalinatas, dirección oriental, custodiadas por ”sendos castillos o fortalezas”; y ya es retomar el Camino. Bien relajada, donde pronto se nos ofrecen dos alternativas.

.

.

Una dice que para peregrinos alpinistas y que no conociendo me descorazonó. Esta es la de la senda que habría que tomar, la  que ofrece las mejores vistas, según Marian, la hospitalaria de Pasajes de San Juan, y por la cresta del Monte Jaizkibel. Seguiríamos la ruta de los torreones, más ruinas con pátina, subproducto de las guerras carlistas. Yo tomé la otra y en absoluto arrepentida.

.

Tagged with: ,

9 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. María Camín said, on mayo 2, 2010 at 12:26 pm

    De Irún a Pasajes de San Juan, primera etapa de mi Camino del Norte por la Costa

  2. […] Llegada al Santuario de Guadalupe y al fuerte homónimo de Hondarribia on Abril 29, 2010 at 10:52 […]

  3. […] leído del padre de una, en unos diarios, iban a conocerlo, querían coger un autobús hasta el monasterio de Guadalupe y empezar ahí la peregrinación, sin mochilas, luego volverían al refugio, pensé que eso me daba […]

  4. […] leído del padre de una, en unos diarios, iban a conocerlo, querían coger un autobús hasta el monasterio de Guadalupe y empezar ahí la peregrinación, sin mochilas, luego volverían al refugio, pensé que eso me daba […]

  5. […] leído del padre de una, en unos diarios, iban a conocerlo, querían coger un autobús hasta el monasterio de Guadalupe y empezar ahí la peregrinación, sin mochilas, luego volverían al refugio, pensé que eso me daba […]

  6. […] XIII con niño en regazo, la madre bondadosa y protectora, rostro moreno, ésta sería una de esas siete vírgenes negras de Guipúzcoa, nos mira a nosotros y no a los […]

  7. […] XIII con niño en regazo, la madre bondadosa y protectora, rostro moreno, ésta sería una de esas siete vírgenes negras de Guipúzcoa, nos mira a nosotros y no a los solitarios […]

  8. […] leído del padre de una, en unos diarios, iban a conocerlo, querían coger un autobús hasta el monasterio de Guadalupe y empezar ahí la peregrinación, sin mochilas, luego volverían al refugio, pensé que eso me daba […]

  9. […] XIII con niño en regazo, la madre bondadosa y protectora, rostro moreno, ésta sería una de esas siete vírgenes negras de Guipúzcoa, nos mira a nosotros y no a los solitarios […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: